La desigualdad en Canarias aumentó un 12 por ciento desde que comenzó la crisis

 La desigualdad en Canarias aumentó un 12 por ciento desde que comenzó la crisis

Según un estudio del Colegio del Trabajo Social de Las Palmas y Redesscan también aumentó el empobrecimiento entre los que tienen trabajo

En Canarias “se ha producido un incremento de la desigualdad  del 12%, aproximadamente, una evolución superior a la de España, donde también se ha incrementado la desigualdad, pero en menor medida. Esto significa que los hogares más ricos tuvieron 12 veces más renta que los más pobres, lo que nos hace presenciar cómo se está tendiendo a una mayor concentración de la riqueza en menos personas.” Así se recoge en un estudio elaborado por el Colegio de Trabajo Social de Las Palmas y la Red Canaria en defensa del sistema público de Servicios sociales”.

En el estudio se analizan los principales indicadores sociales desde que comenzó la llamada crisis económica (el desempleo, la evolución demográfica, los ingresos en los hogares canarios, el índice gini de desigualdad social) y la respuesta de las adminsitraciones públicas desde las políticas sociales, especialmente los servicios sociales En el estudio se puede ver que “Como consecuencia de ello, el gasto medio por hogar se ha reducido en unos 6.500 euros anuales en un período de seis años(-22%). Mientras que en 2007 el gasto casi llegaba a los 29.000 euros, en 2013 no alcanzaba los 22.500 euros. La comparativa con la media estatal arroja una conclusión muy alarmante. A la ya consabida desigualdad en los indicadores de renta, precios, etc., hemos detectado un incremento muy significativo en la evolución de los diferenciales de gasto entre Canarias y España. Antes del comienzo de la crisis se situaba en diferenciales algo superiores a los 2.500 euros menos que la media estatal, sin embargo ya desde el 2010 hasta la actualidad se han situado en un diferencial de 5.000 euros menos que la media estatal.

Según el mencionado informe que se presentó este jueves en rueda de prensa ”En un contexto en el que aumenta la precariedad en las condiciones de vida de la mayoría de las personas y se recrudecen las situaciones de empobrecimiento, el Sistema Público de los Servicios Sociales no está dando respuesta adecuada a las necesidades y derechos de la población en Canarias, lo cual contribuye directamente en el aumento de la desigualdad.”

Tras ver los datos de la situación de los servicios sociales  de las diferentes administraciones públicas se puede ver que “crece la desprotección social, con un aumento de la demanda en Servicios Sociales(más de un 40%), una reducción del personal( 500 empleadas públicas en Servicios sociales en cinco años) y de los servicios, y una disminución de la financiación en este sistema público(descenso de la mayoría de las partidas en cinco años 233 millones menos), aumentando los niveles de privatización de los servicios, empeorando la calidad de la atención. Esta situación genera desigualdades territoriales e incumplimiento de la legislación vigente en esta materia(sólo 1 de cada 1000 hogares sin ingresos cobra la PCI), sin lograr alcanzar los principios de universalidad(sólo llega al 17% de la población y a 1/3 de las personas en situación de riesgo de pobreza y exclusión), cercanía y proximidad. Como consecuencia de esto, incumpliéndose dos de sus funciones principales: la redistribución justa y equitativa de la riqueza y la satisfacción de las necesidades y el acceso a los derechos de todas las personas.”

Con los datos oficiales analizados se puede ver también que la exclusión social y el empobrecimiento también está afectando a las personas que tienen trabajo, ya que se ha producido un aumento de la precarización laboral y una bajada de los salarios, en una comunidad como Canarias donde antes de la crisis económicas ya estábamos en los últimos puestos en materia de salarios, algo que no cambia a pesar de estos últimos dos años en los que ha habido record de visitantes en el sector turístico.

El estudio también recoge la preocupación por el desmantelamiento de los Servicios Sociales en la mayoría de los ayuntamientos de Canarias como consecuencia de la llamada Ley de Racionalización de las administraciones locales que el Gobierno del estado aprobó sin ningún consenso político ni social. A ello hay que añadir el aumento de la demanda de la Prestación Canaria de Inserción, que no ha provocado una respuesta adecuada por parte del Gobierno canario, al contrario, se llegaron a realizar cambios para restringir las condiciones de acceso y en varios ejercicios presupuestarios se agotó el presupuesto anual antes del verano.

Otros datos destacables son que en Canarias más de siete de cada diez personas no se encuentran plenamente integradas, sobresaliendo de la media española en integración precaria y las personas en exclusión moderada.

Los siete factores más determinantes que inciden en el empobrecimientoson:

  1. Los hogares se agotan como colchón de esta situación.
  2. Destrucción de empleo estable y creación del precario.
  3. El desempleo se cronifica en el tiempo.
  4. Crece el número de hogares sin ingresos.
  5. Crece la desigualdad de la renta.
  6. Existencia de personas empleadas empobrecidas.
  7. Insuficiencia del sistema de políticas sociales.

PROPUESTAS

El estudio también recoge las propuestas desde el Colegio de Trabajo Social y Redesscan. Estas son algunas:

Que el Sistema Púbico de los Servicios Sociales en Canarias sea universal, cercano, próximo, redistribuya la riqueza, facilite la satisfacción de las necesidades y el acceso a los derechos de todas las personas. Partiendo de estos principios básicos, erradicando las situaciones de desigualdad y cumpliendo con los objetivos marcados por la propia Ley de Servicios Sociales de Canarias.

Para ello se hace necesario un aumento de la financiación pública, una reorganización e incremento de los servicios y de todos los recursos necesarios para una atención de calidad, donde la participación se convierta en un elemento clave.

Otras medidas que se plantean son:

  • Implementar políticas de redistribución de la riqueza y no familiaristas ni asistenciales como se están  llevando actualmente.
  • Proponemos que se equiparen en percepción y legalmente los derechos sociales a otros derechos considerados fundamentales. Que las políticas sociales sirvan para mejorar las condiciones económicas de todas las personas y sus accesos a todos los bienes necesarios para una existencia digna.
  • Aumentar las transferencias económicas a la población que sufre la desigualdad, mediante mecanismos unificados en las Administraciones Públicas y equilibrados, que lleguen eficazmente a los colectivos con mayor dificultar, para los cuales ya existen recursos técnicos y humanos adaptados a tal fin.
  • Aplicación de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia. Inmediata prestación a las más de 12.000 personas en el limbo.
  • Desarrollo del asistente personal.

Entre muchas otras...


Redesscan

http://blogredess.blogspot.com.es/